EL ÉXITO RESIDE EN LA GENTE QUE DECIDE TRANSFORMAR SUS SUEÑOS EN REALIDAD.
 
Cuando pasas tanto tiempo en el hospital con tu hija, 5 años piensas que el ruido de más maquinas que administran su medicación al final dejaras de oírlo, pero no es así y cuando cae la noche y toda la planta de oncología esta en silencio relativo es cuando más las oyes.
 
Sobre esas horas de la madrugada cuando todos duermen en la planta de oncología y solo se escucha el ruido de las maquinas que llevan el medicamento a tu hija es cuando más despierto estas, paradojas de la vida.
 
A esas horas de la madrugada es cuando yo soñaba despierto y hacia planes, de que mi hija se curaría y seriamos una familia normal, como la tuya, que la podría llevar a la playa, al colegio, cosas que todas las familias hacen y ven como algo cotidiano.
 
Creo que los sueños nos hacer ser menos bestias y más humanos a los problemas verdaderos, que no siempre tiene porque ser los nuestros, porque ayudar hacer realidad el sueño de otra persona es casi tan satisfactorio que cumplir uno nuestro, porque nos da una satisfacción por dentro y que nos hace sentir mejores personas a pesar de no ser nuestro sueño, en este caso hablo de encontrar una cura contra el cáncer infantil.
 
Muchos creen que el perder una hija de cáncer después de una lucha de más de 5 años es el momento de cerrar la puerta para siempre, y olvidarlo todo como si se tratara de que te has olvidado de comprar el pan ese día. Yo creo que debe ser lo contrario que hay que abrirla de par en par para contar tu experiencia con lo más terrible que has pasado y pasaras en la vida, la perdida de tu hija, algo que no le debería pasar a ningún padre ya que por ley de vida los padres nunca deberíamos sobrevivir a nuestros hijos.
 
Cuando escribía de madrugada en la habitación de oncología mientras escuchaba las maquinas que administraban la medicación a mi hija esos ruidos marcaban mi escritura como si de un reloj de cucú se tratara y entraba en un mundo nuevo y desconocido para mi hasta entonces internet y las redes sociales. Con mis escritos recibía respuestas de personas desconocidas que con el tiempo se harían llamar ALBEROS, nombre que venia del de mi hija ALBA, pero de eso ya hablaremos más adelante.
 
Las respuestas a mis escritos eran de consuelo, de que tuviera fortaleza, de lo guapa que era mi hija Alba, y que siempre tenía una sonrisa en su boca a pesar de los durísimos tratamientos a los que se enfrentaba de quimioterapia con tan solo 5 meses de vida.
 
Sabía que a muchos de los que me escribían jamás los conocería, algunos por la distancia, pues lo que tiene internet que llega hasta lugares que jamás visitaras tu tampoco, también sabía que muchos de los que me escribían solo lo harían una vez o dos y no daría tiempo a entablar una amistad duradera que simplemente habían hecho su escrito porque la foto de mi hija Alba les había conmovido, y seguidamente pasarían a otra cosa.
 
Pero lo que no sospechaba es que algunos de los que escribieron hace ya 9 años hoy se han convertido en parte de nuestra familia, suena raro pero es así porque tengo que reconocer que a algunos ni siquiera los conozco en persona a día de hoy pero mantenemos un contacto por las redes sociales y por teléfono porque con el tiempo eso es lo que hace la amistad que intercambias teléfono y direcciones por si algún día vas a su ciudad de visita. (Ojala pudiera visitar todos los sitios donde tengo amigos que comparten un sueño colectivo curar el cáncer infantil).
 
Con el tiempo me di cuenta que a esas horas de la madrugada yo podía salir del hospital y viajar a las casas de los alberos que como ya he dicho hablaremos más tarde de ellos. Con el tiempo se convirtió en mi forma de evadirme de la realidad y pensar que todo esto no me estaba ocurriendo a mi o mi esposa y que al despertar por la mañana estaríamos en casa preparándonos para ir a trabajar.
 
Nunca fui muy creyente pero cuando lo que más quieres incluso por encima de tu propia vida rezas a dios y le pides que salve la vida de tu hija, y como si de una partida de cartas se tratara donde las cartas ya están repartidas haces tratos con él, mi trato siempre era el mismo te dejo ganar si salvas la vida de mi hija y me llevas a mí, para que quieres una vida tan joven pudiendo tener la mía a tu disposición y te será más útil por mi experiencia vivida. Poco a poco este lugar se convirtió en mi confesionario un lugar donde me podía desahogar y donde alguien si me podía responder, pues dios nunca lo hizo.
 
El concepto amigo se usa como si nada, con el significado que conlleva. En mi época de niño no teníamos la tecnología de la que disponemos ahora. Yo le explico a mi hija Ariadna que antes no teníamos móviles y que tenías que ir a buscar a los amigos a sus casas, que los silbabas para que se asomaran a la ventanas y a gritos les decías (bajas a jugar) y que si te enfadabas con alguno de ellos se lo tenías que decir a la cara.
 
Hoy día la tecnología nos supera, hacemos amigos solo para un rato, otros para unos días y cuando te enfadas se lo dices vía Facebook, o WhatsApp y rompes la relación, hemos perdido ese encanto del contacto con las personas.
 
Ahora que podemos tener mayor contacto con los amigos se hace más difícil que en mi época de niño. Todos vivimos en ciudades distintas o en la mima o a dos calles y cada día perdemos amigos y las escusas son variadas:
– Cambie de trabajo.
– No tengo tiempo para quedar.
– Solo hablamos por WhatsApp de vez en cuando.
– Mi vida es muy complicada en estos momentos, etc
Ahora tenemos más medios para hacer más amigos y mantener los de la infancia y pasa todo lo contrario.
 
Cuando estas tanto tiempo lo más cercano que tienes al mundo exterior es la ventana de la habitación desde donde ves a la gente diminuta jejejje todos van a lo suyo corriendo con sus vidas ajetreadas, mientras la tuya se detuvo el día que te dijeron que tu hija de tan solo 5 meses de vida tiene cáncer infantil.
 
Creo que todas las personas deberíamos tocar fondo una vez en la vida, sé que suena terrible pero la realidad es que hasta que no tocamos fondo no nos damos cuenta de lo que perdemos y jamás antes habíamos valorado, cuando digo tocar fondo no es que tu hij@ se ponga enfermo, ya que podemos tocar fondo de muchas meras para algunos ese significado puede ser perder el móvil con lo que eso conlleva, (perder todos los datos ya que hoy día lo llevamos todo en el teléfono) y he puesto un tocar fondo muy suave.
 
Cuando te estas muriendo empieza un desfile de amigos y familiares, por tu habitación esto suele ocurrir unos días antes de que tu mente se apague y te das cuenta porque las visitas de los médicos disminuyen (ya no tienen soluciones para ti ni respuestas a tus preguntas) En esos momentos están a punto de sedarte para que no seas consciente de lo que te espera como si durante la enfermedad por lo que durante tanto tiempo has pasado no te hubiera preparado para el final.
 
Justo en esos momentos en los que los médicos dejan de venir a la habitación es cuando yo les haría estar a nuestro lado y que vivieran nuestros últimos momentos a nuestro lado y que se dieran cuenta que detrás de cada enfermo hay una vida, una familia y que no deberían esconderse en la sala de médicos esperando ese último segundo de tu vida lo que lo único que hacen es firmar el certificado de defunción y dar el pésame a la familia, y amigos. Porque no se despiden del enfermo, porque no les dicen que han intentado hacer todo lo posible por salvarles la vida y que no lo han conseguido, pero que no van a sufrir a la hora de morir y que solo abandonamos nuestro cuerpo que nuestra alma será eterna y que el trance será corto e indoloro.
 
Yo creo que en los hospitales debería haber conferencias de enfermos de cáncer tanto de adultos como de cáncer infantil porque muchos pensamos que el cáncer infantil ataña solo a bebes pero la realidad es otra que hay niño de todas las edades (adolescentes de 11, 12, 13, 14, 15 16, 17, 18 etc años) y que los que escucharas esas conferencias fueran los médicos, porque estoy seguro de que aprenderían algo de esa humanidad que con el tiempo han perdido al ver morir a tantos niños y que con el tiempo se han puesto una coraza para que no termine afectándoles cada vez que un niño muere por cáncer infantil.
 
Preguntas que me hago:
-Porque los que nos gobiernan y aprueban leyes que nos afectan a todos cobran grandes sueldos y no conocen los verdaderos problemas de la personas de la calle como nosotros.
-Porque es más importante una pelea tras otra de los políticos en Tv que los problemas verdaderos, de los ciudadanos, (sanidad de calidad, un trabajo para miles de parados, educación etc)
-Porque es más importante gastarse millonadas en bombas que matan personas y no en investigar el cáncer infantil cuando es ahí donde nos hacen falta las bombas para matar al cáncer. ¿es más importante terminar con la vida de una persona que salvarla?
 
Definición de alber@:
Un Alber@ es una persona muy especial, ya que lucha por un sueño que les ha transmitido una niña que lucho contra el cáncer infantil desde los 5 meses de vida hasta los 5 años en los que el cáncer le ganó la batalla y subió al cielo.
Hay Alber@s que luchan todos los días del año, realizando eventos para recaudar fondos que más tarde destinamos a becas de investigación contra el cáncer infantil.
 
Hay otros Alber@s que no tienen tanto tiempo o no saben cómo hacerlo y deciden formar parte de la fundación aportando una cantidad mensual a la Fundación hay otros que nos apoyan con sus escritos porque no tienen medios económicos.
 
Los Alber@s son amigos, amores, y no es necesario verlos a menudo, sabes que está siempre a tu lado y que te acompaña en lo más importante, un gran sueño compartido, ENCONTRAR UNA CURA CONTRA EL CÁNCER INFANTIL.
 
Curiosamente AMOR, AMISTAD, comienzan por la letra A como Alba o Alber@.

IMAGINA QUE ES TU HIJ@ PORQUE SI LO HACES NOS ENTENDERÁS!!!!!

Un euro, menos de lo que cuesta un café, con eso nos puedes ayudar.
APÚNTATE 
http://fundacionalbaperez.org/unete

10262079_653063668075227_48155977330778958_n